16

Jun 2017

Día 3: Orando por la crisis en Sudán del Sur

Escrito por / en Noticias /

Sudán del Sur es un desastre convertido en tragedia. Es el hogar de una de las poblaciones más pobres del mundo y ahora, de la mayor crisis de refugiados en África. Alrededor de 4 millones de personas han sido desplazadas de sus hogares en los últimos años. Dos millones desplazados dentro del sur de Sudán. Otros 1,8 millones han huido del país, sólo con lo que pueden llevar encima.

Las razones de esta tragedia son complicadas e incluyen el conflicto armado étnico, la pobreza preexistente y una sequía de proporciones históricas. Más del 80% de los refugiados sudaneses son mujeres y niños. Los niños constituyen alrededor del 60 por ciento. Están huyendo de la violencia. Están de ser forzados a unirse a la guerra. Están huyendo de violaciones y delitos sexuales.

La Historia de AYEN.

Ayen tuvo que huir de su casa. Su marido desapareció. La guerra  y el hambre eran severos. No sabía qué hacer, pero sabía que no podía quedarse. Echaba de menos a su marido, pero temía por la vida de sus hijos, especialmente por su hija.

Se fueron una noche, llevando sólo lo necesario. Se dirigieron al sur, donde sabían de la existencia de campamentos.

Caminaron durante semanas. Sufriendo el calor y muchas veces la falta de  comida y agua. Caminaban en constante temor de que iban a morir en el camino, o peor, ser tomados por grupos armados.

Finalmente, llegaron a un campamento y encontraron varios miles de personas de su misma tribu. Ellos fueron capaces de asegurarse un pequeño lugar para poner su tienda improvisada, descansar y comenzar a construir una nueva vida – al menos por ahora-.

Hoy, OREMOS:

  • Para que Dios sostenga y proteja a Ayen y a sus hijos. Oremos para que Dios vuelva a reunir a su familia.
  • Para que Dios provea lugares seguros y refugio a todos en el sur de Sudán que lo necesitan.
  • Por la paz en Sudán del Sur. Oremos para que Dios traiga su paz en este país joven pero destrozado por la guerra.
  • Por el fin de la terrible sequía que se está produciendo actualmente en el norte de África y el hambre que se ha declarado en algunas partes del sur de Sudán.
  • Por Aquellos que están proporcionando lugares seguros y ayuda básica – comida, agua y refugio – a familias como la de Ayen y sus hijos.
  • Oremos por fuerza y ​​más recursos para responder a la gran crísis personas desplazadas y refugiados en y desde el sur de Sudán.
     

Señor,

Ayen y su familia son afortunados, pero sólo porque encontraron un lugar seguro para esperar la guerra en casa. Pero su familia no es completa, y su futuro es incierto. Por favor reuna a su familia de nuevo. Proporciona una manera para que reconstruyan sus vidas en un lugar seguro donde sus hijos puedan crecer.

En el nombre de Jesus,

Amén